Adelantar cuotas de la hipoteca
Todos soñamos en librarnos de la hipoteca lo antes posible, para poder disfrutar de mayor liquidez y sobre todo vivir con mucha mayor tranquilidad. Para lograrlo, uno de los recursos de los que disponemos es adelantar las cuotas de la hipoteca. Si tenemos un dinero extra con el que no contábamos o hemos conseguido ahorrar cierta cantidad, podemos invertirlo en la hipoteca. Pero, cuando lo hagamos, tenemos que plantearnos si decidimos reducir las cuotas mensuales o reducir el tiempo que nos queda de pagar la hipoteca manteniendo la cuota actual.

Lo primero que tendremos que tener en cuenta es si nuestro banco nos penaliza por hacerlo, y, conociendo dicha penalización, decidir si aún así nos sigue intersando adelantar la cuota.

La respuesta nos la dará nuestra situación económica actual. Si podemos abonar la cuota de la hipoteca sin problemas, la mejor opción es invertir ese dinero en reducir el tiempo que nos queda de pagar la hipoteca, para eliminar el gasto principal de nuestra economía. Pero si estamos un poco ahogados con las cuotas, lo mejor es invertir ese dinero en reducir las cuotas mensuales, para que tu economía esté más desahogada.
Sin embargo, antes de tomar una decisión, no olvides consultar con tu entidad bancaria, aunque ésta, seguramente, te aconsejará que reduzcas la cuota, pues al banco le interesa que el tiempo de la hipoteca siga siendo el mismo dado que eso le genera una gran cantidad de intereses y, por tanto, ganancias.

También podemos optar por las amortización parcial de la hipoteca, pero en este caso tendremos que tener en cuenta que nos interesa hacerla al principio del préstamo, cuando casi todo lo que abonamos son intereses y poco capital, y sin olvidar que el dinero que invirtamos en la amortización parcial de la hipoteca es un gasto deducible de cara a la declaración de la renta.