Ahorra al comprar el uniforme del colegio
Ahora que el curso escolar está a punto de terminar, no deja de ser un buen momento para pensar en ahorrar algún dinero en la vuelta al cole del próximo curso y, de ese modo, hacer frente de mejor manera a la temida cuesta de septiembre. Una de las partidas que encarecen esta vuelta al cole es, indudablemente, el uniforme escolar, y por ello te vamos a dar unos consejos para ahorrar de cara al próximo curso.

Lava y guarda el uniforme para el curso próximo, de forma que esté en perfecto estado. Si tus hijos no han crecido demasiado, bastará con que les saques un poco el bajo del pantalón o la falda para que les quede como el primer día. Si a ellos no les sirve, seguramente algún hermano pequeño podrá heredarlo del hermano mayor, una solución que te ayudará a ahorrar.

En el colegio te darán una lista de los establecimientos donde comprar el uniforme. Aunque es más cómodo, también suele ser la alternativa más cara. Aunque invirtamos más tiempo en la compra del uniforme, lo ideal es buscar las tiendas donde los pantalones, camisas, jersesy o chándals están más baratos y comprarlo. Si tenemos la suerte de que los polos o camisas obligatorios para el uniforme no llevan escudo ni ningún distintivo especial, lo ideal es adquirir la ropa de marcas blancas, lo que abaratará en gran medida el precio final del uniforme sin desmejorar el aspecto.

Aprovecha las rebajas de verano, donde podrás encontrar las prendas básicas para el uniforme a mitad de precio, y también es un buen momento para renovar ropa interior, calcetines y todas las prendas que forma parte de la equipación escolar de vuestros hijos.