Ahorra con el Bono Social de luz
El Bono social de Luz entró en vigor el 1 de Julio de 2009 y establece un descuento sobre el precio de las Tarifas de Último Recurso (TUR) para determinados consumidores que se hayan acogido a esta tarifa, siempre que sean personas físicas y lo hayan solicitado para su vivienda habitual.
Según cálculos estimados por la Comisión Nacional de la Energía, el descuento medio resultante de la aplicación del Bono Social fue de un 8% sobre la factura habitual, lo que significa que anualmente se puede conseguir un ahorro de unos 100€ en la factura de electricidad. Estos datos se desprenden del “Boletín mensual de indicadores eléctricos y económicos” en donde también se recoge que son 3.050.429 consumidores quienes están acogidos al bono social, lo que significa el 11.8% de consumidores que tienen derecho a acogerse al TUR.

Los colectivos que pueden acogerse al Bono Social son los siguientes:
– Las personas físicas, es decir, que no sean empresas, que tengan contratada una potencia menor a 3kw en su vivienda habitual. A estos consumidores se les aplicará el Bono Social de forma automática.

– Clientes que tengan como mínimo 60 años y que perciban la pensión mínima.

– Clientes mayores de 60 años que perciban pensiones no contributivas de jubilación e invalidez, así como aquellos que sean beneficiarios del Seguro Obligatorio de Vejez o Invalidez, figura ya extinguida en nuestro ordenamiento.

– Familias numerosas.

– Familias que tengan todos sus miembros en paro.

Para poder acogerse al Bono Social es necesario estar acogido a la Tarifa de Último Recurso. Para solicitarla se debe rellenar el modelo de solicitud que las empresas suministradoras de electricidad ponen a disposición de cada colectivo.