Ahorrar en combustible
Cada vez que llenamos el depósito de gasolina, nos parece que la gasolina está más cara y que ese depósito que hemos llenado nos dura menos.. Lo ideal es utilizar el transporte público en desplazamientos por la ciudad y el coche en los largos, pero si no es posible, existen algunos trucos que nos ayudarán a ahorrar combustible y que el presupuesto mensual de gasolina repercuta menos en nuestro bolsillo

Lo primero, y más obvio, es tener en cuenta el precio del combustible. Igual que las amas de casa comparan precios de distintos establecimientos para ahorrar a fin de mes, nosotros debemos comprobar las variaciones de combustible en las diferentes gasolineras cercanas a nuestro domicilio o lugar de trabajo. A la larga, unos pocos céntimos pueden suponer un gran ahorro a fin de mes.

Llena el depósito los días laborables, ya que los precios suelen aumentar los fines de semana, debido a la mayor afluencia de público. Con ello no sólo ahorrarás en dinero sino también tiempo.

Controla la presión de los neumáticos. Unos neumáticos deshinchados aumentan el consumo de combustible y dificultan la conducción.

Cuando estaciones, hazlo a la sombra. La gasolina es un líquido y, como tal, sufre cierta evaporación con el calor. Por lo tanto a la sombra evitará dicha evaporación.

Conduce a una velocidad uniforme. Evita los acelerones y frenazos bruscos, que aumentan el consumo de gasolina, sobre todo en los atascos. Cuando aceleres, hazlo de forma gradual.

Cuando te aproximes a una pendiente, acelera gradualmente antes de subirla. De esta forma utilizarás menos combustible que si aceleras una vez que el auto está subiendo la pendiente.

Revisa tu vehículo. Un buen mantenimiento del motor te ayudará a ahorrar combustible.