Ahorrar en disfraces de Halloween
La fiesta de Halloween se ha implantado con fuerza entre nosotros, razón por la cual quien más y quien menos está buscando un disfraz para disfrutar de la que se conoce como la noche más mágica del año. Sin embargo, sobre todo si tenemos hijos pequeños, el gasto en disfraces puede elevarse mucho y o bien desequilibrar nuestro presupuesto o convertirse en un gasto que muchas familias no se pueden permitir. Por ello te damos una serie de ideas para disfrutar de esta fiesta sin gastar demasiado.

– Haz tu propio disfraz: Basta con tener un poco de habilidad y grandes dosis de imaginación para crear un disfraz con la ropa que tienes en tu armario, sobre todo la ropa de color oscuro, ideal para la temática de la fiesta.

Bastará con algunos accesorios o dibujos para darle el toque original y adecuado para la fiesta. Además, si no sabes muy bien por donde empezar, en Internet tienes varias páginas donde te darán las instrucciones para hacerlo.

– Recicla un disfraz del año pasado: Seguramente los habrás guardado en algún rincón del armario y puedas aprovechar algunas partes de los mismos, o los accesorios, o quizá, si era de alguno de tus hijos mayores, adaptarlo para los menores. Por lo tanto, antes de salir de compras, date una vuelta por los armarios. Puede que encuentres maravillas de las que ya ni te acuerdes.

– Organiza un intercambio de disfraces con tus amigos: Seguramente quien más y quien menos tiene un disfraz que ya no utiliza, por ello nada mejor que hacer una reunión en la que todos aporten su disfraz. De ese modo todos o casi todos podréis tener uno Nuevo sin gastar dinero..