Ahorrar en productos de limpieza
A todos nos gusta disfrutar de una casa limpia y que huela bien. Sin embargo, la mayoría de estos productos son caros y encarecen mucho nuestra lista de la compra. Una de las opciones que tenemos son las marcas blancas, con las que podemos ahorrar en estos productos, pero, si quieres ajustar aún más tu presupuesto, te decimos como ahorrar en productos de limpieza, una solución económica y ecológica mediante productos que puedes elaborar tú mismo en tu propia casa.

– Para limpiar el parqué, échale al agua un chorrito de vinagre. Conseguirás un parqué limpio y brillante en segundos. No eches demasiada cantidad para que el olor del vinagre no se extienda.

– Para hacer un limpiador multiusos: Mezcla en un recipiente 800 ml de vinagre de vino blanco, 180 ml de alcohol de 96º, 15 ml de esencia de eucalipto o pino, y 5 ml de esencia de limón. Utiliza 2 cucharadas soperas de esta mezcla por litro de agua. Sirve para limpiar suelos, muebles de la cocina, electrodomésticos y azulejos. Si tienes zonas muy sucias en la cocina, aplícalo sin diluir en estos sitios y después enjuágalo bien.

– Para limpiar los cristales, echa tres cucharadas soperas de vinagre de vino blanco en un litro de agua templada o caliente. Eso sí, tienes que prepararlo el día que lo vayas a usar. Empapa una bayeta y limpia los cristales con ella. Después sécalos con papel de periódico. Te asombrará el resultado.

– Como ambientadores puedes utilizar plantas aromáticas o incensarios, y si quieres que la ropa del armario o la cómoda huela bien, pon en el suelo o en el fondo de los cajones un jabon pequeño o una muestra de un perfume cuyo olor te agrade. Si lo prefieres, puedes usar plantas de lavanda.