Aprovecha el Sol para calentar la casa
Existen miles soluciones para ahorrar dinero. Pero las más extendidas son las que se refieren a reducir el consumo energético. A parte de suponer reducir el gasto, ayudamos a no contaminar más el medio ambiente. El tema que vamos a tratar es como captar de manera natural la energía solar para usarla para calentar nuestra casa de forma directa. En definitiva, el objetivo es aprovechar el poder calorífico para no tener que poner al máximo la calefacción.

El aprovechamiento de la energía solar mediante elementos pasivos consiste en la planificación de viviendas acordes con el clima. Los fundamentos de la construcción tienen que estar orientados a las leyes físicas de radiación, captación, acumulación y distribución del calor. La arquitectura solar pasiva o bioclimática incluye el modelado, selección y uso de una correcta tecnología solar pasiva, que mantenga el entorno de una vivienda a una temperatura agradable, por medio del Sol, durante todos los días del año. El resultadlo final consigue minimizar el uso de la tecnología solar activa, las energías renovables y especialmente las tecnologías basadas en combustibles fósiles altamente contaminantes.

La arquitectura solar pasiva forma parte del diseño de edificios energéticamente eficientes, también conocido como diseño sostenible. No son otra cosa que técnicas arquitectónicas que logran captar y almacenar mejor el calor de los rayos del Sol durante el día para calentar las casas por la noche. Esta idea empezó a desarrollarse cuando los constructores se dieron cuenta de que la densidad de ciertos materiales, como la piedra o el ladrillo, que permanecían calientes muchas horas después de haber desaparecido el Sol. En definitiva, proporcionar calor de una forma natural.