Aprovecha las tarjetas de fidelización para ahorrar en combustible
Seguro que tienes o conoces las tarjetas de fidelización de las gasolineras, que sirven para que tanto la estación de servicio como tú como cliente salgáis beneficiados. Son esas tarjetas que las gasolineras y empresas petroleras ofrecen a sus clientes y que hay que “pasarlas” cada vez que repostamos. Obtenerlas casi siempre es gratuito y normalmente podemos solicitarlas en la gasolinera donde repostemos habitualmente.

Las empresas pueden recompensar nuestra fidelidad mediante puntos, obsquios, descuentos en combustible y otros servicios. Para ahorrar, nos interesan aquellas tarjetas que hacen que, económicamente hablando, llenar el tanque de gasolina nos salga más barato. Si sólo nos ofrecen regalos a cambio de repostar, no son una buena opción para ahorrar.

Imagina que en una estación de servicio, cada vez que repostes te devuelven el 5% del combustible repostado y pagas menos. Es una tarjeta interesante para ahorrar, aunque o primero que tenemos que comprobar es que, en otra gasolinera cercana no repostemos más barato sin los descuentos, ya que hay que tener en cuenta todos los detalles.

También puedes combinar las tarjetas de fidelización de más de una empresa, logrando, por ejemplo, un descuento al repostar y como añadido, la posibilidad de viajar a un precio más reducido o gratis.

Tampoco nos interesan demasiado las tarjetas que nos ofrecen descuentos en la tienda de la gasolinera, lo cual es un poco engañoso, ya que los precios de los artículos en dichas tiendas suelen ser más altos de los normal, por lo que, aún con el descuento, estamos pagando de más. Eso sí, si eres un habitual de estas tiendas por comodidad o por capricho, no dudes en adquirir estas tarjetas.

Como normalmente repostamos en varias gasolineras, lo ideal es tener varias tarjetas de fidelización para beneficiarse de todas las ventajas. En ese caso, lo mejor es guardarlas en la guantara del coche para tenerlas siempre a mano, repostemos donde repostemos.