Aulas para mayores, estudiar después de los 60
Estudiar por placer, por el simple deseo de aprender más que por el objetivo de conseguir un título. Eso es lo que hacen cada año los más de 23.000 alumnos que, cada año, se matriculan en las Universidades para Mayores, con la peculiaridad de su edad varía entre los 50 y los 85 y la mayoría de ellos ya han terminado su carrera profesional.

Estas Aulas para Mayores se encuentran actualmente en una cincuentena de ciudades españolas, distribuidas entre universidades públicas y privadas, en diferentes Comunidades Autónomas. El principal requisito que hay que cumplir para poder acceder a estos cursos es la edad, que varía entre la edad mínima de 50 años que se pide en algunas Comunidades hasta los 55 que se solicita en otras.

Los estudios que siguen estos mayores suelen tener una duración de entre tres y cinco años y el precio completo por la matrícula puede variar entre los 500 y los 600 euros. El precio de matrícula es asequible, ya que suele rondar los 50 euros por cada curso académico, aunque varía según las universidades. Los cursos suelen comenzar en el mes de octubre y finalizar en el mes de julio y suelen combinar las clases teóricas con la enseñanza práctica. Finalmente, para obtener el diploma no es necesario superar ningún examen, ya que basta con asistir aun 80% de las clases, asistencia que, en la mayoría de los casos, suele acreditarse por la firma de los alumnos.

También se ofrecen facilidades en el caso de que sean los dos integrantes de un matrimonio quienes quieran inscribirse en los cursos, y bastará con que uno de los dos cumpla el requisito de la edad para poder acceder a los cursos. Es normalmente entre los meses de abril y mayo cuando se realizar la preinscripción para, en septiembre, al igual que el resto de los alumnos, formalizar la matrícula.