Beneficios de ahorro que produce no tener coche
Muchas familias tienen una necesidad real de tener coche porque necesitan un medio de transporte habitual para hacer largas distancias. Sin embargo, otras muchas personas pueden prescindir perfectamente del servicio de un vehículo en su vida cotidiana. Y asumir esta decisión tiene un importante beneficio de ahorro. En primer lugar, al no tener coche, es posible prescindir de la compra o del alquiler de una bajera.

Además, también se prescinde del gasto de gasolina y del mantenimiento que necesita dicho coche. No tener coche supone tener menos preocupaciones puesto que las averías del vehículo y su posterior reparación suelen tener un coste caro.

Vivir sin coche

Al no tener vehículo también adoptas un estilo de vida más activo al caminar, andar en bicicleta o utilizar el transporte urbano. Este ejercicio físico es vital para prevenir el sedentarismo y reducir el estrés. Por tanto, prescindir del coche te impulsa a hacer ejercicio de un modo natural.

No tener coche no significa que no puedas alquilar un vehículo si te surge un asunto para el que necesitas tener un vehículo propio. El alquiler de un coche por unos días concretos es más económico que el mantenimiento de uno propio a largo plazo.

Beneficios de ahorro que produce no tener coche

Filosofía de vida

En muchos casos, vivir sin coche es una filosofía de vida que conecta directamente con el consumo responsable de quienes, de acuerdo a sus circunstancias, toman conciencia de que puede prescindir perfectamente de este servicio. Actualmente, existe una amplia red de servicios de trenes y autobuses con una amplia oferta de horarios para que los viajeros puedan elegir sus viajes en función de su disponibilidad. Y una de las ventajas de viajar en estos medios de transporte es que puedes aprovechar ese tiempo leyendo un libro, reflexionando, respondiendo mensajes de whatsapp, consultando la agenda o escuchando música.

No se trata de no tener coche sino de valorar si, de acuerdo al estilo de vida propio y a las circunstancias concretas, realmente es prioritario y necesario disponer de un vehículo.