Calcular el paro a cobrar
Cuando una persona se queda sin trabajo, lo primero que debe saber es si cumple las condiciones y requisitos mínimos exigidos por el Estado para poder cobrar la prestación por desempleo. Tiene derecho a cobrar durante el paro, aquellas personas cuyo contrato temporal haya finalizado, sufra un expediente de regulación de empleo o esté en un periodo de inactividad si es trabajador fijo discontinuo. La cuantía del paro se calcula a partir de la base reguladora, que dependerá de lo que la empresa haya cotizado a la Seguridad Social por el trabajador.

Este calculo que se obtiene dividiendo entre 180 la cantidad de dinero que la empresa haya ingresado a la Seguridad Social por el trabajador en los últimos 180 días naturales antes del despido o cese laboral, incluyendo los días que ha estado de vacaciones. Puedes revisar tus últimas seis nóminas y buscar en el apartado de base de contingencias comunes el valor fijado. Receuda que el paro máximo a cobrar en España es de 1.055 euros si no se tienen hijos menores de edad y el mínimo son de 482 euros o 645 si el desempleado tiene hijos menores de 26 años con pocos ingresos.

Vamos a ver un ejemplo, una persona que haya sido despedida el 1 de julio de 2009 deberá deberá sumar las bases de las contingencias comunes que su empresa ha pagado a la Seguridad Social durante los últimos seis meses. El resultado lo dividimos entre 180 para obtener la base reguladora diaria y obtenemos la cantidad que el sujeto tiene derecho como prestación por desempleo. Sin emabargo, la canitadad resultante no es neta, porque a esta cuantía hay que aplicarle dos tipos de deducciones: las aportaciones a la Seguridad Social y las retenciones a cuenta del IRPF.

También es interesante conocer el periodo de tiempo en el que el desempleado tiene derecho a recibir el paro, esto se calcula en función de las cotizaciones realizadas en los últimos seis años. Pueden ir desde 120 días (4 meses) si se ha trabajado y por lo tanto cotizado durante un mínimo de un 360 día (1 año), hasta 720 días (2 años) con derecho a cobrar el paro si se ha estado cotizando a la Seguridad social durante al menos 2.160 días (6 años).

Recuerda que para solicitar el paro debes hacerlo en los 15 días hábiles siguientes al último día trabajado.