Caza los mejores dividendos de la bolsa en 2017
Invertir en bolsa es una de las mejores formas de ver crecer nuestros ingresos de forma constante, ya no solamente por el hecho de que las empresas en las que invertimos puedan subir de valor, sino porque podemos crear una cartera de compañías que repartan de forma constante dividendos. Los ingresos procedentes de los beneficios de las empresas en las que hemos invertido pueden ser una forma de generación de rentas pasivas, una alternativa muy interesante a las rentas por inversión inmobiliaria.

Así pues la remuneración al accionista es una de las piedras angulares de la Bolsa española, que se caracteriza por ser una de las más generosas. A cierre de 2016 su rentabilidad por dividendo ascendía al 4,9%, situándose a la cabeza de las bolsas europeas. Superados los momentos de mayor incertidumbre en los mercados y ahora que los beneficios de las empresas empiezan a repuntar, el dividendo gana atractivo. A esto se suma el hecho de que las opciones de inversión más conservadoras apenas ofrecen rentabilidad. Con los tipos de la deuda en zona de mínimos y las expectativas de que empiecen a repuntar, la rentabilidad por dividendo vuelve a ejercer su papel de gancho para el inversor con menor tolerancia al riesgo. Estas son algunas de las claves para este año.

Si nunca has invertido en bolsa y quieres aprender a generar ingresos pasivos mediante la inversión por dividendos existe un curso que ofrece información muy buena para entender este tipo de estrategia de inversión en bolsa, cuyo objetivo no consiste en especular sino en invertir en valores con atractivo potencial de crecimiento y sólida remuneración al accionista.

En los últimos años el primer puesto en lo que a rentabilidad por dividendo se refiere ha sido reservado para Telefónica. Sin embargo, la reducción acometida el pasado mes de octubre relega a la compañía al escalón número 13. A pesar de esta caída, su rentabilidad se sitúa por encima del 5% para este ejercicio. La compañía que preside José María Álvarez-Pallete anunció hace tres meses que recortaba el dividendo para los años 2016 y 2017. El objetivo de esta medida era contribuir a la reducción de deuda, después del veto de Bruselas a la venta de O2 y la suspensión de la salida a Bolsa de Telxius por falta de demanda.Ante este escenario, la teleco anunció que rebaja su dividendo para 2016 de los 0,75 euros por acción iniciales a los 0,55 euros (0,35 abonados en noviembre vía scrip dividend y 0,2 en efectivo en el segundo trimestre de este año) y que con cargo a los resultados de este ejercicio abonaría 0,40 euros por título, todo el importe en efectivo.

Desbancada Telefónica del pódium, la cotizada más rentable es Saeta Yield (9,21%). La filial de renovables pagó el pasado 30 de noviembre su tercer dividendo de 2016 por importe de 0,1882 euros por acción. En total, a lo largo del pasado ejercicio la empresa distribuyó hasta 0,727 euros por título entre sus accionistas.Según las previsiones de Fact­set con cargo a las cuentas de este año la empresa abonará 0,79 euros.

A Saeta le sigue Naturhouse (7%). La empresa de nutrición y dietética tiene entre sus criterios de política de retribución al accionista un pay out del 80%. En base a esto, en julio la compañía acordó repartir con cargo a las cuentas de 2016 un dividendo de 0,2 euros por acción.
Con cargo a los resultados de este año el dividendo de la compañía podría ascender a los 0,35 euros por acción, según las previsiones de los analistas.

La medalla de bronce es para Bancos y Mercados Españoles (BME), con una rentabilidad por dividendo del 6,3%. El operador de la Bolsa española se caracteriza además por disponer de uno de los pay outs más elevados de las cotizadas españolas (96%). A lo largo de 2016 la empresa repartió 1,93 euros por acción.El primero de ellos (0,93 euros) es un dividendo complementario con cargo a las cuentas de 2015 que fue abonado en mayo, y el último (0,6 euros por título) se pagó el 29 de diciembre. Queda por determinar el cupón complementario de las cuentas de 2016. El reto de BME pasa por recuperar el dividendo extraordinario. La última vez que lo repartió fue en 2013, cuando distribuyó 0,142 euros por acción.

En la lista no podía faltar una de las grandes protagonistas en la retribución al accionista de los últimos años: Endesa. La compañía que preside Borja Prado anunció el pasado mes de noviembre que, según la política de dividendos para los próximos tres ejercicios, con cargo a las cuentas de 2017 repartirá un cupón mínimo de 1,32 euros por acción.La rentabilidad por dividendo de la eléctrica se sitúa en el 6,2%. Siguiendo con las utilities, Enagás y Gas Natural se cuelan en el top 10 con una rentabilidad del 5,8% y 5,7%, respectivamente.

Por su parte, Iberdrola y Red Eléctrica (esta última paga todo el dividendo en efectivo) se sitúan dos peldaños por encima de Telefónica y para el presente ejercicio la rentabilidad esperada es del 5,1% en el caso de la eléctrica que preside Ignacio Galán y del 5,2% para el operador del sistema eléctrico español. Por debajo de Telefónica están Euskaltel (4,96%) y dos de las cotizadas que se han estrenado en la retribución al accionista en los últimos dos años, las socimis Merlin Properties (4,87%) y Lar España (4,88%). Uno de los grandes atractivos de los nuevos vehícu­los de inversión inmobiliaria es su estrategia de remuneración al accionista al tener entre sus objetivos la obligación legal de repartir al menos el 80% de su beneficio entre los accionistas.