Cómo ahorrar en calefacción
En el mes de octubre comienzan a encenderse la mayoría de las calefacciones, lo que para muchas familias supone un gran incremento en los gastos del hogar durante los meses del invierno, gasto al que muchas veces nos resignamos pensando que no podemos hacer nada más si queremos tener nuestra casa caliente.

Pero nada más lejos de la realidad, ya que si aprovechamos el calor de forma eficaz y si introducimos alguna mejora en nuestra vivienda, podremos lograr disfrutar del calor de la calefacción y que nuestra factura sea menor a fin de mes.

– Instale un temporizador: Muchas casas están vacías parte del día, por lo que podemos instalar un programador que encienda la calefacción una media hora antes de que lleguemos a casa. De ese modo nos evitaremos el gasto que supone tanto calentar una casa sin necesidad como tener que poner la calefacción a tope cuando llegamos porque la casa está helada.

– Programe la temperatura: Aunque los termostatos programables son más caros que los corrientes, a la larga ahorraremos dinero adecuando la temperatura a las necesidades de cada momento. Recuerde que por cada grado de temperatura el ahorro de energía que conseguimos es de un 7%.

– Mejore el aislamiento de su vivienda: Gran parte del dinero de la calefacción se va por esas pequeñas rendijas de las ventanas. Si no tiene presupuesto para cambiarlas, puede sellar las rendijas o instalar bandas adhesivas que le permitan cerrar más herméticamente puertas y ventanas.

– Normalmente las distintas administraciones ponen en marcha en esta época planes de ayudas y subvenciones tanto para realizar mejorar la eficiencia energética de la vivienda como para el cambio de sistemas de calefacción. Consulte si existe un programa de ese tipo en su Comunidad.