Cómo competir con las grandes empresas
Si tenemos un pequeño negocio, frente a las grandes empresas nos sentimos como David frente a Goliath, pequeños e indefensos y con la idea de que, algún día tendremos que cerrar nuestro negocio porque ellas han copado todo el mercado disponible. Pero, al igual que David, por muy pequeña que sea tu empresa, tienes a tu mano recursos para competir con los grandes y lograr que tu negocio no sólo salga adelante, sino que prospere. Estos recursos son:

– Excelente servicio al cliente: Incluso en pleno siglo XXI, al cliente lo que le gusta es sentirse bien atendido, incluso mimado, porque un cliente satisfecho es un cliente fiel. Por ello, puedes hacer que el mismo empleado atienda al mismo cliente durante todo el proceso de compra, o conocer sus necesidades para asesorarle perfectamente a la hora de elegir el objeto que necesita. Aparte de la satisfacción del cliente, esto nos brindará algo indispensable, la publicidad boca a boca, que es la que realmente funciona.

– Asociarse con otras empresas: Puedes asociarte con otras empresas de tu mismo ramo, y segmentar la producción, haciendo que cada empresa se encargue de una parte u organizar juntas alguna feria o unirte con ellas en compras a proveedores para, de ese modo, abaratar costes.

– Especialización: Si nos especializamos y nos dedicamos sólo a un área del mercado, conoceremos esa parte lo suficientemente bien como para dar un trato y un asesoramiento al cliente que no tendrá en una gran empresa.

– Presencia en internet: Es imprescindible que creemos una página web atractiva y accesible donde ofrezcamos nuestros productos a nuestros clientes y nos permita estar más en contacto con ellos. También podemos aprovechar para enviarles boletines electrónicos, felicitarles el día de su cumpleaños, etc, pequeñas estrategias de márketing que nos reportarán grandes beneficios.