Cómo desconectar del trabajo en vacaciones
Es una de las cosas que deberíamos hacer todos sin dudar: esforzarnos por desconectar de nuestro trabajo en vacaciones. Esto que parece tan obvio, resulta que no es tan frecuente, ya que hay muchísimas personas que son adictas al trabajo (en torno al 20% de la población trabajadora a nivel mundial).

Pero es que, además, no solo los workaholics son incapaces de desconectar en vacaciones (ni nunca), sino que hay un gran porcentaje de estudiantes y trabajadores a los que les resulta difícil dejar de pensar en su trabajo o sus estudios cuando están descansando. Y esto, desde luego, no es nada sano para la mente.

Apaga el ordenador

Cómo desconectar del trabajo en vacaciones
Aprender a olvidarnos del trabajo o los estudios mientras disfrutamos de nuestras vacaciones es necesario para nuestra salud mental (y física). Hemos de aprender a relajarnos, a olvidarnos de nuestras obligaciones, a disfrutar de los periodos de descanso, para volver después renovados y en plena forma.

Y para conseguirlo, puede que te vengan bien algunos de los consejos que te ofrecemos a continuación. Para empezar, debes programar el último día de trabajo, de forma que sea tranquilo y no dejes nada pendiente antes de irte. Avisa a tus contactos de que te vas de vacaciones; las redes sociales son una buena plataforma para hacerlo.

Dosifica el uso del ordenador y del móvil. No tiene sentido irse de vacaciones si vamos a estar conectados a la oficina vía mail aunque estemos a cientos de kilómetros. Aprende a decir basta y ve moderando el uso del móvil hasta que seas capaz de apagarlo o dejarlo en casa durante periodos de dos o más horas. Y usa menos las redes sociales, aunque sea en tu ámbito personal. También te mereces un descanso en ese sentido.