Cómo elegir a nuestros proveedores
Cuando decidimos poner en marcha una empresa o un negocio, uno de los aspectos a los que deberemos prestar más atención es la selección de proveedores, ya que del buen funcionamiento de nuestras relaciones con ellos, así como de la calidad de los artículos que nos faciliten va a depender en gran medida el futuro de nuestro negocio

Al comenzar el proceso de selección de proveedores es una buena idea pedir al menos tres presupuestos para poder compararlos. Por una parte, porque de ese modo podremos contratar con el proveedor cuyos precios nos parezcan más razonables y por otro lado estableceremos contactos con varios proveedores, lo que puede sernos de utilidad en un futuro.

Pero aunque el precio de los productos ofertados es un importante punto a tener en cuenta, no es el único, sino que deberemos tener en cuenta otra serie de aspectos como son:

– Desde el punto de vista empresarial: Es muy importante que elijamos un proveedor estable para no tener que estar cambiando cada poco tiempo, con el que nos entendamos bien y cuya sede o fábrica esté relativamente próxima a la empresa, para que los costes de transporte no supongan un gasto muy elevado a la hora de proveer nuestro negocio. Si te interesa algún proveedor en particular, también puedes consultar con quienes ya trabajan con él para recavar su opinión.

– Desde el punto de vista económico: Analizaremos el medio de pago que nos propone y el plazo para el mismo, para ver si es acorde con nuestras posibilidades y expectativas. También tendremos que tener en cuenta cómo funciona su servicio postventa y qué plazo de garantías nos ofrece para sus productos.