Cómo evitar estafas en la reparación del coche
Se inician las vacaciones y son muchos quienes se desplazan a su destino en coche, por lo que deben ponerlo a punto. Esta acumulación de trabajo hace que algunos talleres decidan hacer el agosto a costa de sus clientes, haciendo reparaciones innecesarias, cobrando reparaciones que realmente no se han llevado a cabo o sustituyendo los repuestos por piezas de segunda mano. Para evitarlo, te proponemos una serie de medidas para evitar que te estafen en el arreglo del coche

En primer lugar, lo mejor es tener referencias de conocidos cuando elijamos el taller al que llevar el coche, visitándolo nosotros para comprobar que realmente son profesionales y verificando si tienen una política de satisfacción del cliente, así como de reembolsos y garantías.

Cuando lleves el coche, asegúrate de que entienden claramente cuál es el problema que tiene el auto o qué revisión quieres hacer, toman nota de ello y te adelantan una solución. Es el momento de pedir un presupuesto por escrito, antes de comenzar la reparación o la revisión, para que no te lleves sorpresas a la hora de la factura. Si el presupuesto es desorbitado, lleva el coche a varios talleres para encontrar uno más ajustado.

Nunca dejes que empiecen a reparar el coche sin un presupuesto y sin saber más o menos qué reparación se va a realizar.

Cuando el coche esté listo, asegúrate de que todo se ha hecho de modo que quedes satisfecho y comprueba si la factura coincide con el presupuesto. Si te han cobrado algún elemento no presupuestado, es el momento de indicarlo.

Si no te quedas satisfecho con la revisión o reparación, o si el coche vuelve a fallar a los pocos días, vuelve al taller y explícales la situación. Si, como se decía más arriba, has elegido un establecimiento con política de garantías, deben ocuparse de tu coche hasta que quede en perfecto estado.