Cómo funcionan las tarjetas multibanco
Muchos de nosotros llevamos en la cartera todas las tarjetas bancarias. Como nuestro bando normalmente nos otorga una tarjeta de crédito y otra de débito, significa que, como mínimo, llevaremos dos tarjetas con nosotros a todas partes, pero además podemos acumular aquella que nos permite dividir la compra en plazos o aquellas correspondientes a otras cuentas en la misma entidad bancaria. Llevarlas con nosotros a todas partes lo cual, aparte de engorroso, puede acarrearnos algún disgusto.

Pero la tecnología avanza en todos los aspectos, y las tarjetas bancarias no iban a ser una excepción. Como resultado de ello han nacido las tarjetas Multibanco, que su pretende que sustituyan a las que tarjetas que utilizamos todos actualmente.

Dichas tarjetas han sido presentadas en la Feria Demo Otoño 2010 celebrada  en Santa Clara, California. . A simple vista, estas tarjetas son idénticas a las que existen actualmente, pero se diferencian en que contienen 17 componentes electrónicos miniaturizados. Gracias a ellos, los usuarios pueden elegir la cuenta en la que desea que se le cargue la compra con sólo pulsar un botón, seleccionando así dicha cuenta en concreto. El resto es igual que en las tarjetas actuales, sólo queda pasarlo por el lector y el pago está realizado.

Esto significa que tendremos una sola tarjeta conectada con todas nuestras cuentas. Podemos tenerlas todas activas, o bien unas activas y otras desactivadas, según nuestras preferencias y la frecuencia con las que las utilicemos. Además, estas tarjetas también se pueden usar indistintamente como tarjeta de débito y de crédito.

Otra de las grandes ventajas que nos ofrece esta tarjeta es que no es necesario realizar ningún cambio a la infraestructura existente de lectores de bandas magnéticas en 60 millones de establecimientos.