Cómo hacer la vida más simple
La vida moderna conllevar una serie de responsabilidades que en muchos casos no podemos cumplir, ya sea por cansancio o por falta de tiempo. Sin embargo, hacer la vida más simple y contar con el tiempo que necesitamos no es tan complicado como parece. En ocasiones basta con cambiar algunos hábitos y costumbres, que mezclada con un poco de disciplina podremos organizarnos mucho mejor.

La vida actual nos lleva a a tener muchas actividades y eso en parte es muy bueno pero en algunas ocasiones tantas cosas nos superan, provocando estrés, frustración y hasta discusiones en el trabajo o con la familia. Para que estos sentimientos negativos no influyan en nuestra vida social, solo debemos cambiar algunas costumbres y de esa manera organizarnos mejor. Los siguientes consejos te permitirán organizar el año de manera sencilla y seguramente de forma más práctica.

Utiliza solamente una tarjeta de crédito, la que tenga un coste o intereses más bajos, te servirá para realizar todas tus compras hogareñas. De ese modo, tendrás que preocuparse por una sola liquidación y vencimiento al final de cada mes. Sin sorpresas. Los problemas económicos son muchas veces los causantes de tener una vida menos llevadera.

Guarda todas las garantías de los productos que compres, los cupones de las tarjetas de crédito, las boletas de los servicios que pagas y las facturas de compra en una misma carpeta o caja. Cuando necesites chequear o controlar las cuentas lo tendrás todo mucho más fácil al dirigirte a un solo lugar.

No más de dos. Las cosas es mejor hacerlas despacio pero bien. Despacio pero con buena letra. Así como se dice que no comiences a leer más de dos libros al mismo tiempo, no inicies ningún proyecto mientras tengas otros sin terminar.

No esperes el tiempo o el momento justo para salir a pasear con su pareja, si no puedes hacerlo de noche, cambia la rutina o levántate antes por las mañanas para conversar un poco o salir a desayunar juntos a algún sitio. También puedes quedar en algún lugar en la hora del almuerzo. Es importante que haya comunicación con tu pareja para que la relación sea estable y duradera.

Si tampoco encuentras tiempo para preocuparte por tus amistades, realiza llamadas telefónicas para interesarte por ellos, queda de acuerdo para hablar en un horario en que los niños no se encuentren en la casa o que ya estén dormidos. De esa manera podrás hablar y conversar sin contratiempos. No olvides planear algunas salidas para el fin de semana, eso te mantendrá distraído y motivado.

Acuéstate siempre a la misma hora. Aunque en ocasiones puede ser muy tentador, evita irte a la cama muy tarde durante los días de la semana. Si lo haces, seguramente los próximos días te sentirás mucho más cansado y te pueden faltar fuerzas para el trabajo.

Aprende a decir “no” cuando tengas que hacerlo, pero siempre hazlo con gentileza y firmeza. De esta manera sólo te comprometerás a hacer aquellas cosas que desees o las que creas más convenientes, podrás lograr una mejor convivencia con tus compromisos y dispondrás de más tiempo para tu vida personal.

Administra correctamente el tiempo, eso no quiere decir trabajar más, sino optimizar el aprovechamiento del tiempo minuto a minuto. Priorizar u optar por las actividades según sea más conveniente para nosotros en cada momento.

Evita el despilfarro, no gastes dinero comprándote cosas que sabes que no las vas a utilizar, no te des caprichos diariamente si no te los mereces. Controla tu economía doméstica para no tener que preocuparte para llegar a fin de mes. Realiza las compras en lugares de confianza.