Cómo proteger tu dinero
En esta vida no hay nada como tener estabilidad económica, no para poder gastar mucho, sino para no tener problemas para llegar a fin de mes. En definitiva, todos buscamos un bienestar económico para que nuestra familia tenga garantizada cierta calidad de vida. Existen diversas formas para conseguirlo. A continuación te contamos algunos consejos para lograr la tranquilidad de saber que tu dinero está protegido de la mejor manera.

Lo primero que debes hacer es siempre priorizar, en el sentido de primero no tener problemas para cubrir los gastos fijos del mes, esto habitualmente requiere bastante habilidad administrativa, pero es fundamental para que todo cuadre y no nos falte dinero para pagar los principales recibos. Por ello, debes otorgarle prioridad a estos gastos, controlando los impulsos a los que te puede llevar el consumismo. Antes de sacar dinero en una tienda, piensa si realmente eso lo vas a necesitar de inmediato.

En el momento que dispongas de dinero en el banco será una buena oportunidad para saldar tus deudas. Si te has endeudado, procura pagar tus deudas tan pronto como te sea posible para evitar tener que pagar más intereses. Planifica los pagos teniendo en cuenta los plazos de vencimiento y las facilidades que ofrezca la entidad financiera.

Realiza un control de todos los gastos de las tarjetas de crédito y de débito, pues aunque no lo parezca también es dinero que sale de tu cuenta. Si bien su uso facilita algunas cuestiones como por ejemplo la financiación en cuotas, podría convertirse en un descontrol financiero si no eres cuidadoso y cauto. Además, existe la posibilidad del uso de las mismas por delincuentes que obtienen tus datos y los utilizan para vaciar tus cuentas bancarias o hacer cargos a tus tarjetas de crédito. Por suerte, cada vez los cajeros automáticos son más seguros.

Sé discreto con cualquier persona, mantén la privacidad de tus datos para evitar posibles conflictos. Es importante no dar tu número de cuenta u otra información personal a nadie que te llame por teléfono o te contacte por Internet. Estos es especialmente importante para evitar ser víctima de estafas. Cualquiera podría ser víctima de una estafa que ponga en riesgo la seguridad financiera de su familia.

Planifica a largo plazo y ahorra una cantidad suficiente para poder vivir en caso de que te quedes sin empleo. Si lo prefieres, puedes ahorrar obteniendo una rentabilidad, para ello las alternativas más utilizadas son la inversión en inmuebles y el ahorro en plazos fijos, letras o acciones bancarias.