Cómo sacar dinero de cajeros automáticos
Prácticamente todo el mundo confía sus ahorros a una entidad financiera. Luego para poder retirar su dinero puede pasar por la ventanilla o por uno de los miles de cajeros automáticos que se colocan justo al lado de los bancos. Sin embargo, antes de plantarse frente a un cajero automático conviene saber algunas cosas para no tener problema de liquidez. Por ejemplo, imagina que es viernes por la tarde, las oficinas están cerradas y un cliente necesita extraer con urgencia 900 euros de su cuenta bancaria. Acude al cajero y lo intenta, pero en la pantalla aparece un mensaje: La cantidad solicitada excede el límite disponible. ¡Maldita sea!

Todos hemos tenido alguna experiencia similar. No hay nada que fastidie más que querer sacar tu propio dinero y no poder hacerlo. El máximo habitual es de 600 euros por día, pero las cantidades varían en función de las entidades o del tipo de tarjeta. Además, se puede modificar a petición del cliente. Para conocer la cifra exacta, es tan sencillo con revisar el contrato, llamar a la oficina más cercana o acudir al banco para preguntar. El límite de extracción se puede reducir o ampliar, pero nunca superar los 1.200 euros.

Otra de las sorpresas que se suelen dar es cuando salimos de viaje, hay que recordar la diferencia horaria. Las tarjetas emitidas en un país se rigen por el horario de ese país. A las 00.00 horas se vuelve a disponer del margen pactado para sacar más dinero. Un detalle también importante es que si se viaja fuera de la UE, las opciones para retirar efectivo se mostrarán en moneda extranjera, habitualmente en dólares. Recuerda que las tarjetas, ya sean de crédito o de débito, sirven para sacar efectivo de los cajeros y, además, para pagar en diversos establecimientos a cualquier hora del día. Piensa que a veces no es necesario tener que pasar por el cajero.