Cómo se realiza un proceso de selección
Normalmente acudimos a los procesos de selección como candidatos al puesto de trabajo que la empresa oferta. Sin embargo, también resulta interesante ver cómo funciona dicho proceso desde el punto de vista de la empresa, y, de ese modo, saber qué se espera de nosotros en dicho proceso.

En primer lugar, debes tener en cuenta que en todo proceso de selección hay un seleccionador, es decir, la persona que va a elegir a quien será contratado. Parte del trabajo de esta persona será leerse los cientos de curriculum que llegarán a sus manos. Por ello debes asegurarte de que tu curriculum destaquen los aspectos más relevantes de tu experiencia que estén relacionados con el perfil buscado por la empresa.

Una vez que la empresa determine que necesita cubrir un puesto vacante, pasará a dibujar el perfil del mismo, es decir, lo las competencias que realizará quien lo desempeñe así como los requisitos obligatorios para poder ser candidato al mismo y los requisitos deseados. Los curriculums que no cumplan los requisitos obligatorios serán desechados y se estudian aquellos que cumplen todos los requisitos o aquellos en los que, faltando algún requisito, nunca es uno de los obligatorios.

El encargado de recursos humanos contactará en primer lugar con aquellas personas cuyos curriculums cumplan todos los requisitos, a los que llamará para una entrevista. Hay veces que, dependiendo del puesto, primero se les cita para una prueba de aptitud para comprobar que el candidato posee los conocimientos que recoge en su curriculum (velocidad en el teclado si es un grabador de datos o prueba de un idioma si es necesario para el puesto).

Después de estas pruebas se realizará la entrevista final, en la que normalmente interviene quien sería tu superior directo en caso de desempeñar el puesto, para valorar al candidato. De esta entrevista saldrá la persona elegida para el puesto de trabajo.