Cómo ser un buen jefe
Ser jefe es algo que a todos nos gustaría en algún momento de nuestra carrera profesional. Y aunque parece que jefe puede ser cualquiera, sí debemos tener en cuenta que, para ser un buen jefe, debemos reaunir ciertas cualidades. Para ayudarnos a ver cuáles son el Centro de Estudios Financieros ha realizado un estudio donde se recojen los comportamientos que más debe seguir un jefe para ser realmente competente:

– Tener capacidad de dar confianza a sus empleados y colaboradores. El 48% de los empleados consultados en este estudio afirmó que esto es lo que más valora en un jefe, lo que determina que es una de las cualidades más solicitadas.

– Ser capaz de mantener una buena comunicación. Es decir, que se pueda mantener con el jefe un diálogo abierto con un cierto grado de confianza. Esto hace que la relación con el jefe sea mucho más relajada y, por tanto, mayor el rendimiento laboral.

– Tratar con respeto a los empleados a la hora de asignarles tareas. Desgraciadamente, más de un jefe cree que, por el hecho de serlo, puede dar directrices en su oficina con malos modos y faltando al respeto, lo que genera una gran disconformidad entre la plantilla enviciando el ambiente de trabajo.

– Tener capacidad de resolver problemas. Éste es otro de los puntos más valorados, seguramente porque todos conocemos a ese tipo de jefes que, cuando hay problemas en la oficina o en el puesto de trabajo, se dedica a buscar culpables en lugar de buscar soluciones.

Siguiendo estos consejos, se logra ser un jefe más cercano y más competente, siendo a la vez mejor valorado por los empleados y generando un clima de confianza en el lugar de trabajo que favorecerá el trabajo en equipo.