¿Cómo trabaja un head-hunter?
Si has estado buscando trabajo en empresas seguramente ya sabes que existen distintas vías por las que acceder a las mismas. Dependiendo del nivel del puesto al que aspires utilizarás unas u otras, pero si lo que buscas es acceder a puestos de responsabilidad sin duda estarás familiarizado con la existencia de los headhunters o cazatalentos. Esta actividad nació en Estados Unidos hace más de sesenta años y se ha instaurado con fuerza en España, sobre todo debido a la gran profesionalidad de las empresas que se dedican a ello. ¿Cómo trabaja exactamente un headhunter?

Normalmente los headhunter no realizan el tipo de selección de personal al que estamos acostumbrados, seleccionando a los posibles candidatos entre cientos de curriculums, sino que suelen contactar con trabajadores en activo en otras empresas pero que, a juicio del headhunter tienen el perfil perfecto para el puesto de trabajo que se desea cubrir. Esta es una de las razones por las que su trabajo necesita tanta confidencialidad, ya que en su desempeño no pueden perjudicar ni a la empresa cliente ni al trabajador.

Lo primero que hace el headhunter es definir el perfil que se busca, y una vez definido encargará a su departamento de investigación que haga un rastreo por las distintas empresas y bases de datos donde pueda hallar a los candidatos.

Una vez localizados contactará con ellos. En este primer contacto debe definir rápidamente la propuesta, y dar datos muy generales sobre su cliente, de forma que la persona contactada no pueda averiguar quién es. Después se establecerán una serie de encuentros en los que se valorará si el candidato buscado es el candidato perfecto, y será en este momento cuando se ofrezca toda la información sobre el puesto y la empresa. Si finalmente el candidato acepta la propuesta, la empresa lo contratará y terminará el proceso.