Complementar la pensión de jubilación
Muchas de las pensiones que cobran los jubilados españoles no son suficientes para llegar a fin de mes. La pensión mínima de jubilación para mayores de 65 años con cónyuge a su cargo es de 725 euros mensuales. Mientras los que no llegan a esa edad, en las mismas circunstancias, cobran 680 euros al mes. Sin embargo, todos pueden complementar sus pensiones si pretenden tener un mayor nivel de vida. Las posibilidades son muy diversas. Hay que tener claro que una persona jubilada no puede trabajar sin perder el derecho a su pensión, pero hay algunas fórmulas que pueden hacerlo posible:

– Seguir en activo. La persona que ha cumplido 65 años tiene el derecho de adquirir condición de jubilado, puede comunicar a la Seguridad Social su intención de seguir en activo.
– Jubilación parcial. Consiste en simultanear la jubilación con un contrato de trabajo a tiempo parcial.
– Jubilación flexible. Es posible para las personas jubiladas que quieran trabajar por cuenta propia y no pertenezcan a Regímenes Especiales.

Al llegar a cierta edad es complicado encontrar empleo, puesto que las condiciones físicas están más limitadas que en la juventud. Lo primero que se puede hacer es intentar llegar a un acuerdo con la empresa en la que se han prestado servicios, con una rebaja de salario y horario. En la actualidad, también existen bastantes ofertas que proponen realizar trabajos desde casa, en especial, dirigidas a las amas de casa y a personas jubiladas. Para ello es importante asesorarse en los terrenos fiscal y laboral, así como en normativa de riesgos laborales.

Otra opción recomendada es sacar partido al patrimonio que hemos ido obteniendo a lo largo de nuestra vida. Es decir, complementar la pensión de jubilación buscando una rentabilidad a los ahorros y que el patrimonio acumulado genere ingresos. Por ejemplo, alquilar una o varias habitaciones de la vivienda en caso de que ésta sea grande y nos sobre espacios, alquilar la segunda vivienda que tenemos en el campo en cerca de la playa, elegir la mejor inversión para que el dinero crezca. Si disponemos de ahorros, podemos invertir el capital en diversos productos para obtener un alto rendimiento. Se puede optar por fondos de inversión, acciones en bolsa, depósitos, etc.