Consecuencias de la huelga para los trabajadores
Estamos en julio, mes en el que algunos colectivos, principalmente aquellos relacionados con el transporte de viajeros, se ponen en huelga coincidiendo con el inicio de las vacaciones. Además, las reformas laborales del gobierno hacen que muchos colectivos como los funcionarios, o los trabajadores del metro. La huelga es una medida de presión que tienen los trabajadores para hacer valer sus derechos y a veces el único que tienen, pero también tiene consecuencias para quienes van a la huelga, tanto económicas como laborales.

- Efectos económicos: Si decidimos ir a la huelga, ese día no cobraremos nuestros salario, lógicamente, ni tampoco la parte proporcional de los complementos que tenga que correspondan a dicho día. En cuanto a la paga extra, no puede descontarse de ella el día de huelga, pero sí puede disminuir si el día que la recibimos estamos de huelga. La cantidad que nos descuenten va a depender de cada convenio colectivo y de los repartos salariales de nuestra empresa.

- Efectos laborales: Si hemos convocado la huelga y está autorizada por el Ministerio de Trabajo nuestra huelga es legal, por lo que la única consecuencia que existe es que, durante ese día no existe relación laboral entre la empresa y el trabajador. El contrato se reanuda cuando dejamos la huelga, pero durante el tiempo de la misma no tenemos cobertura de la seguridad social. Esto significa que no tendríamos derecho a la prestación por baja laboral durante los días de huelga.

Si no hemos puesto en conocimiento de la Administración que vamos a hacer huelga, ésta será ilegal, con lo cual la empresa puede abrirnos un expediente disciplinario y aplicarnos el régimen sancionador que esté vigente en la empresa en ese momento. Si cayéramos enfermos durante este tiempo perderíamos totalmente el derecho a recibir una prestación económica por enfermedad o accidente.