Consejos para comprar una vivienda de segunda mano
A la hora de comprar una vivienda, podemos elegir entre viviendas de primera y segunda mano. Si acudes a una inmobiliaria ellos se encargarán de todas las gestiones, pero si decides hacer la compra a nivel particular, debes tener en cuenta una serie de puntos:

– Ve al Registro de la Propiedad y pide información sobre la casa, para saber si está alquilada, el nombre del dueño, si tiene hipotecas, etc… Deberás solicitar lo que se llama una Nota Simple, que recoge toda esta información y te permite conocer de primera mano la situación real de la vivienda.

– También debes ir al Ayuntamiento a comprobar si el dueño está al día con el pago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), y ver los planes que hay de construcción en esa zona, no sea que el Ayuntamiento esté planeando construir una infraestructura que no te interese tener cerca.

– También es buena idea hablar con el Presidente de la Comunidad donde radica la vivienda, para comprobar que los pagos de la comunidad están en regla y que tú no tendrás que asumir ningún gasto pendiente, o si se planea realizar alguna obra de importancia que conlleve derramas importantes.

– En la nota simple que te ofrece el registro aparecerá entre otros puntos, si la vivienda tiene una hipoteca pendiente. Si la tiene, debes ir con el dueño al banco para confirmar que la hipoteca va a ser cancelada. Si has acordado con el dueño que tú asumes la hipoteca, debes comprobar que las condiciones que te ha comentado son las reales y que no hay cuotas pendientes de pago.

– Finalmente, si todo está en orden, sólo te queda acudir al Notario, adjuntando todos los documentos que has ido recogiendo, como el IBI, la Nota Simple y dejando claro de qué aspectos de la vivienda te haces cargo y de cuáles no.