Consejos para gestionar mejor el presupuesto cada mes
Es importante tener un control de la economía personal para vivir de acuerdo a las posibilidades reales y apostar por el ahorro para poder tener un colchón económico con el que hacer frente a posibles imprevistos. ¿Cómo gestionar mejor el presupuesto cada mes?

Hábitos del buen ahorrador

Existen gastos a los que no se les da importancia y que, sin embargo, terminan sumando a final de mes. Anotar los gastos diarios en una libreta, incluso los más pequeños, permite tener una visión real de los hábitos de consumo. Este hábito es importante para identificar qué gastos pueden ser aplazados aunque solo sea una semana y que gastos son secundarios.

Conviene tener un archivador para guardar los documentos importantes, por ejemplo, las facturas, con un orden establecido con el objetivo de que puedas localizar cualquier papel sin tener que dedicar un montón de tiempo a esta búsqueda.

Comprueba los extractos de tus cuentas para comprobar que todo está en orden. En caso de no entender algún tipo de información, consulta con tu banco para aclarar tu duda.

Opta por el pago con tarjeta en momentos muy puntuales. En los gastos del día a día, es más práctico pagar en efectivo para tener un mayor control del dinero.

Márcate un objetivo concreto que quieres cumplir a lo largo del próximo mes y elabora un plan de acción para cumplirlo. De cara a potenciar el ahorro familiar se puede establecer un plan de acción que conecte con objetivos comunes y con objetivos individuales de cada uno.

Consejos para gestionar mejor el presupuesto cada mes

Un ahorro realista

El ahorro siempre suma incluso cuando se concreta en una cantidad pequeña cada mes. Lo importante para determinar el ahorro previsto es partir de las posibilidades reales valorando los ingresos y los gastos necesarios para a partir de allí hacer cambios de acuerdo a un plan de coaching financiero.