Consejos para vender una vivienda
Vender una vivienda ha pasado de ser una de las cosas más sencillas del mundo a convertirse en una de las más complicadas. Hace un par de años difícilmente el cartel de “se vende” se mantenía más de dos semanas en el balcón. Hoy día lo complicado es poder quitarlo de la ventana. Hay muy poca demanda y los compradores lo saben, por ello buscan las mejores ofertas al mejor precio. Sin embargo, esto no significa que vender tu casa sea imposible, se trata sólo de saber captar los puntos que más interesan a los compradores.

Por ello, en primer lugar debes ajustar el precio. Aunque no obtengas el margen de beneficio que habías soñado por tu casa, el precio debe ajustarse al que tengan las viviendas de la zona de similares características. Si puedes rebajarlo un poco mejor que mejor y, si no, piensa en lo que puedes ofrecer a los compradores como algo especial que sólo posee tu vivienda.

Cuida el estado de la casa. Está claro que una vivienda de segunda mano no tiene el mismo aspecto que una recién construida, pero debes cuidar de que todo tenga buen aspecto, especialmente las puertas y las paredes, ya que es uno de los puntos en los que más se fijarán los compradores para evaluar el estado general de la casa.

Anúnciate en Internet. Hoy en día Internet es la herramienta más utilizada en lo que a búsquedas de piso se refiere. Por ello debes procurar que tu anuncio figure en la mayor cantidad de portales inmobiliarios posibles. También debes cuidar al máximo la redacción de tu anuncio para que no sea uno más entre la multitud que un comprador puede encontrar en la red y sobre todo cuida las fotografías para que ofrezcan la mejor imagen posible de tu casa.