Contrato a tiempo parcial
Ahora que muchas familias españolas buscan un alivio para su economía en el pluriempleo, ha aumentado el número de contratos a tiempo parcial, ya sean de mañana o tarde. Las características de este contrato son las siguientes:

– Es un contrato por el que el trabajado desempeña un puesto de trabajo por un número de horas determinado al día, a la semana, al mes o al año. Este número de horas siempre debe ser menor que las determinadas para el trabajo a jornada completa.

– Es un contrato que debe hacerse por escrito y en el modelo oficial, como el contrato a jornada completa, en el que deben constar las horas de trabajo del contrato y los días que va a trabajar. Esto es importante si, por ejemplo, nos han contratado para un trabajo de fin de semana.

– El contrato a tiempo parcial puede ser tanto temporal como indefinido. También puede contratarse en la modalidad denominada de fijo-discontínuo, cuando se realice para trabajos fijos y periódicos dentro de la actividad normal de la empresa.

– La jornada laboral será la que se pacte con el empresario, que nunca podrá ser mayor que la jornada de un trabajador a tiempo completo.

– Los trabajadores con contrato a tiempo parcial no pueden hacer horas extraordinarias, sólo en caso de fuerza mayor, aunque sí horas complementarias, pero sólo se le pueden exigir al trabajador si han sido antes pactadas con el empresario, y teniendo en cuenta que las horas complementarias no pueden superar el 15% de la jornada laboral pactada. la realización de las horas complementarias se debe comunicar al trabajador con al menos siete días de antelación y, mientras se realizan, se deben respetar los descansos pactados en el convenio de los trabajadores.