Créditos por Internet (online)
¿Tienes problemas para conseguir un crédito? Internet es la solución. Los préstamos que se solicitan a través de la red se conceden de inmediato y sin apenas trámites. Sin embargo, las cantidades prestadas son bastante reducidas, aunque ciertas entidades permiten hasta 60.000 euros. Evidentemente si necesitas un crédito para comprarte una casa, es mejor que acudas a la oficina de tu banco o caja. Otra desventaja de los créditos por Internet es que se conceden con un tipo de interés superior al del mercado, entre el 9% y el 11%. Además, existen más comisiones por amortización parcial o cancelación.

A pesar de eso, son muchas las entidades que ofrecen créditos online. Su principal ventaja, es que el dinero solicitado se obtiene en tres días como máximo. También cabe destacar su comodidad, pues se pueden contratar sin moverse de casa y sin tener que realizar trámites ni presentar documentos o avales. Son por tanto, una especie de créditos preconcedidos y su concesión depende del límite que el banco establezca para cada cliente, los más solventes dispondrán de mayores ventajas. Los importes medios oscilan entre 300 y 15.000 euros. Mientras que el plazo de amortización, en el que se devuelve en pequeñas cuotas, no suele superar los cinco años.

Antes de solicitar nada, es importante estudiar con detenimiento si compensa contratarlos, ya que para sumas exiguas se aplican elevados intereses. También hay letra pequeña, no olvides revisar la documentación antes de aceptar las condiciones. En ocasiones, la opción de endeudarse no es la más conveniente dependiendo de tu situación económica. No se permiten contraer deudas para cubrir otras deudas. A veces, los préstamos rápidos pueden ser también los más peligrosos. Conseguir dinero fácil es posible pero también mucho más caro.