Cuándo pedir una mejora salarial
A muchas personas les cuesta negociar su salario, especialmente cuando quieren pedir un aumento. Sin embargo, es necesario aprender a hacerlo, pues mejorar la remuneración incrementará tu motivación laboral. Sigue estos consejos para solicitar con éxito tu merecida mejora salarial.

Analiza la situación económica del sector. Acertar el momento para pedir un aumento es la clave para poder conseguirlo. Valora la realidad financiera actual, tanto a nivel global como a nivel particular en tu empresa. De esta manera, tendrás las herramientas necesarias para saber cuál es el momento oportuno.

Recuerda que tú lo vales, por lo tanto en tu petición expón todas tus cualidades. Toma una actitud positiva sin pensar que te puedan tomar como una persona interesada o que por ello te pueden despedir. Sin embargo, es fundamental tu convicción sobre que lo mereces, ya que la misma se proyectará en el destinatario de tu petición.

Planifica tus argumentos para que se te conceda tu aumento de sueldo está en poder ser sincero, es necesario mostrar tus argumentos de modo convincente y razonable. Prueba con ensayar la situación frente a un espejo o con otra persona. Recuerda que no debes criticar a otros trabajadores o sobrevalorar tu trabajo. Nunca te compares con los demás.

Investiga el rango salarial que corresponde a ese mismo trabajo. Si lo que vas a demandar es un aumento, debes estar seguro que ese salario que pides está acorde en relación con tu puesto laboral. Investiga cuál es el salario correspondiente a tu puesto de trabajo, siempre teniendo en cuenta su valor. Es importante que la estimación que hagas no sea un aumento demasiado alto o demasiado bajo.

Analiza las estrategias para negociar. Una petición de aumento de sueldo implica que tu trabajo está siendo muy fructífero para la empresa. Consulta cuál es el perfil de empleado requerido por tu empresa y valora si es justo lo que estás ofreciendo. Teniéndolo claro, podrás idear una estrategia para que quieran retenerte como empleado

No te desanimes nunca. Si ahora no lo consigues es posible que dentro de un tiempo tengas la recompensa, si estás contento con ese empleo, sigue esforzándote al máximo para que valoren todavía más ese trajo. Debes contemplar la posibilidad de no conseguir el aumento.