Declaración de la Renta ¿Conjunta o Individual?
Para ver qué forma nos sale más ventajosa, debemos revisar ciertas pautas fiscales que nos indiquen cual de los dos modelos es mejor para nosotros.

En los rendimientos del trabajo, la reducción que se aplica, con carácter general, es de 2.253,80 euros. Si ambos cónyuges perciben rendimietos del trabajo, la reducción no sería superior a dicha cifra.

En cuanto a la deduccion por adquisición de vivienda, debemos tener en cuenta la posible compensación que pueden realizar quienes la hayan adquirido antes del 4 de mayo de 1998 para determinar qué opción nos beneficiará más.

En lo tocante a los planes de pensiones, se aplican reglas de tributación individual para cada uno de los integrantes del matrimonio, por lo que puede elevarse el límite general de 6.611,13 euros según el número de personas que forman parte de la unidad familiar. En este apartado el mínimo personal y el familiar no varían por presentar la declaración conjunta, sino que siguen siendo 3.305,57 euros por cada cónyuge y, con carácter general, 1.202,02 euros por hijo.

En el caso de las hipotecas, en las declaraciones individuales cada contribuyente puede deducirse hasta 9.015 euros de su base imponible, pero si lo hacemos de forma conjunta esta cantidad se reduce hasta 4.500 euros. Por ello, en el caso de la hipoteca es más rentable hacerla por separado a efectos fiscales.

Es en el supuesto de que sólo uno de los miembros del matrimonio obtenga rentas cuando es más favorable la tribuación conjunta, ya que nos beneficiaremos del mínimo personal y familiar que corresponde al otro cónyuge, y que disminuirá el importe de las rentas gravadas. En el caso opuesto se encuentran las familias en las que ambos cónyuges obtienen rentas muy elevadas, supuesto en el que les interesa presentar declaraciónes individuales.