Deducciones en el IRPF para la rehabilitación de la vivienda
Si estás pensando en hacer una reforma en tu casa, a partir de ahora tienes una razón más para hacerlo y, además, ahorrarte dinero con ello, todo gracias a las nuevas medidas aprobadas para el impulso a la rehabilitación de la vivienda.

El pasado viernes 9 de abril, el Consejo de Ministros aprobó un paquete de medidas dentro del plan de choque para impulsar la recuperación económica y el empleo. Entre estas medidas podemos destacar las que están destinadas a la rehabilitación de la vivienda habitual que recogen una deducción temporal en la la declaración de la Renta así como un IVA reducido para todas las obras de renovación y reparación de la vivienda habitual que se realicen desde hoy y hasta el 31 de diciembre de 2012.

Más concretamente, nos podremos deducir el 10 por 100 de lo que hayamos invertido, con un límite máximo anual de cuatro mil euros y uno total de doce mil para aquellos contribuyentes cuya base imponible sea inferior a 53.007 euros.

Por otro lado, también se recoge la aplicación, a partir del mes de julio, de un tipo reducido de IVA, el 8%, a todas las obras de renovación y reparación de la vivienda habitual que se realicen hasta el 31 de diciembre de 2012.

Debes tener en cuenta que es un requisito esencial, para poder beneficiarte de estas deducciones, que no pueden ser abonadas en efectivo, sino que sólo serán deducibles las abonadas mediante transferencia, cheque o pagaré o ingreso en la cuenta de la empresa que realice las obras. Otro requisito que exige la ley es que, para poder beneficiarte de las deducciones por rehabilitación, debes ser el propietario de la vivienda a reformar.

Estas deducciones no se aplican a las obras en que se realicen en plazas de garaje, jardines, parques, piscinas e instalaciones deportivas y otros elementos análogos.