Depósitos en divisas: puedes ganar o perder mucho dinero
La inversión en divisas también conocida por muchos como forex es uno de los mercados más activos e importantes. No es para menos, teniendo en cuenta que los países intercambian activos con sus respectivas divisas y eso crea un mercado gigante. Todo el mundo puede especular con divisas o bien invertir en ellas comprando acciones de otros países que cotizan con diferentes monedas. Por ejemplo, si inviertes en acciones de Facebook, una empresa que cotiza en la bolsa americana, tu inversión crecerá o disminuirá también si el dólar lo hace frente al euro.

Hace bastantes meses que el euro llegó a sus máximos que superaron los 1,40 dólares por euro. Desde entonces han cambiado muchas cosas. Europa sigue estancada, su crecimiento económico es débil. Mientras Estados Unidos, sigue creciendo con políticas expansivas impulsadas por su nuevo presidente.

Todo ello tiene muchas implicaciones, especialmente en la divisa y sus movimientos en los tipos de cambio, complejas e imprevisibles. Pero también otras más claras como es la remuneración que los bancos ofrecen a depósitos y cuentas de ahorro. Mientras que en España pocos depósitos a 12 meses superan el 0,2% de rentabilidad, en Estados Unidos son muchos los que ya alcanzan el 1%. Lo que está llevando a que muchos bancos saquen del fondo de su armario unos productos que tenían muy abandonados, los depósitos en divisas, en concreto los depósitos en dólares.

La forma de contratación es sencilla. En el momento de abrir el depósito se realiza el cambio de euros a dólares, se recibe la remuneración convenida y más alta que en euros. El problema está en el momento que queramos recuperar nuestro dinero en euros, es decir cambiar los dólares. Al hacerlo con el tipo de cambio vigente en ese momento puedes ganar dinero o perderlo, eso es lo que le convierte en producto de riesgo y nunca en sustitutivo de un depósito tradicional, por mucho que se prevea que el dólar vaya a subir en los próximos meses.

Es importante tener en cuenta que estos productos no son aptos para todos los perfiles de inversión, ya que conllevan un riesgo superior. Se puede ganar mucho dinero si aciertas la tendencia de la divisa, pero al mismo tiempo perder si sucede lo contrario de tu apuesta. Actualmente prácticamente la totalidad de los expertos confía en una subida del dólar como consecuencia de las diferencias de política monetaria. Estados Unidos seguirá subiendo tipos, Europa los mantendrá al 0% y continuará con programas de compra masiva de deuda. Pero las cosas pueden cambiar en cualquier momento, especialmente si Europa recupera el camino del crecimiento.