Derechos de los usuarios de trenes en caso de retraso
Cuando hablamos de retrasos normalmente pensamos en horas de espera en el aeropuerto. Sn embargo el avión no es el único medio de transporte que utilizamos, sobre todo desde la llegada del AVE, ya que el tren nos proporciona también comodidad y rapidez. Aunque menos conocidos que en el caso de los aviones, los consumidores también tenemos nuestros derechos cuando los retrasos se producen en el tren.

Si el retraso se produce antes de que salgamos, podemos optar por pedir que os devuelvan el importe íntegro del billete o por cambiar el billete para otro día. Si decidimos viajar en el tren que ha sufrido retraso, sólo tendremos derecho a indemnización si hemos comprado dicho billete antes de saberse que saldría con retraso.

Si el retraso se produce en un trayecto de larga distancia o alta velocidad, RENFE posee un compromiso de puntualidad con los viajeros que les otorga mayores garantías que en el resto de desplazamientos. Un ejemplo de este compromiso es la devolución del 100% del billete que realiza RENFE en el AVE Madrid-Sevilla si el retraso es mayor de cinco minutos.

Si el retraso se produce en la estación de destino, la indemnización dependerá del tiempo de retraso acumulado. Si es más de una hora, tendremos derecho a una indemnización por la cuantía del 50% del precio del billete. Si es de más de hora y media, tendremos derecho a que se nos reembolse el 100 del precio del billete. Si por el retraso perdemos la conexión con otro tren, la empresa nos debe devolver el precio de los dos billetes o cubrir nuestros gastos de hotel y comida hasta que podamos enlazar con el tren que teníamos previsto.