Estudiar un máster para orientar la carrera
Estudiar un máster o un postgrado es tan importante como la propia licenciatura. Lo primero es saber diferenciar entre los distintos tipos de máster que ofrecen las universidades o las escuelas de negocio para saber lo que más te conviene para tu carrera profesional.

Si lo que buscas es especializarte, tanto un máster oficial como un máster propio te van ser de gran ayuda. Pero estas dos modalidades de estudios presentan diferencias y se adaptan a las distintas necesidades del alumno. Un máster oficial es más barato que uno propio, pero su orientación es mucho menos profesional, ya que está más orientado a prepararte para realizar un doctorado.

Los másters oficiales son los que tienen reconocimiento público, formación homologada, avalada por el Estado y reconocida en Europa. El temario está definido y programado por las leyes de educación superior. Es la puerta de acceso a estudios de doctorado y sus alumnos suelen encaminar su carrera hacia la docencia y la investigación.

Los másters propios son los que tienen una orientación puramente profesional. Sus programas y métodos de estudio (a distancia, semipresenciales o por Internet) se pueden adaptar a la vida laboral de quien los hace y son más flexibles de horario y contenido. Son impartidos por escuelas de negocio con gran experiencia en cada área formativa, por lo que las clases son principalmente prácticas.

Este tipo de máster tienen mayor experiencia en formación directiva, mayor prestigio y profesores que se encuentran en activo. Por ello, sus alumnos son profesionales que quieren ascender o cambiar de trayectoria con una formación especializada en áreas de conocimiento bastante más concretas.