Factores que influyen en la tasación de la vivienda
Si nos decidimos en este momento a comprar una vivienda, notaremos que es bastante difícil que los bancos nos concedan una hipoteca para financiar la compra. Si finalmente lo hacen, ya no será por el 100% del valor de la tasación, como ocurría antes de la crisis, sino como mucho llegará al 80% del valor de la tasación, que no tiene por qué coincidir con el precio que pagamos por el piso. Por ello es tan importante la tasación a la hora de adquirir un inmueble. Estas tasaciones no atienden a un listado de características inamovible, y pero sí existen una serie de factores que influyen en la valoración del inmueble:

– Ubicación. No es lo mismo una vivienda en el centro que en las afueras y sin apenas comunicaciones. También influye el hecho de que existan zonas verdes, lugares de ocio, colegios y servicios médicos. Cuantos más haya, mayor será el precio.

– Superficie del inmueble. En este aspecto influye tanto los metros cuadrados de la vivienda como su distribución. También se cuentan el garaje y el trastero si están inscritos en el Registro de la propiedad. También se analizan las instalaciones, servicios de gas, luz y electricidad, etc.

– Situación de la vivienda dentro del edificio. Un bajo siempre será más barato que un ático y los pisos más luminosos más caros que los que reciban menos luz, por lo que las más apreciadas son las viviendas que se orientan al sur.

– Antigüedad del inmueble. No es un dato que influya tanto en la tasación como el estado del conservación del edificio. Si está bien conservado, la antigüedad no se tiene en cuenta.

– Habitar la vivienda. Se tasará más alto si el propietario vive en el piso que si lo tiene alquilado, ya que el mantenimiento de la vivienda es mucho mayor en el primer caso.

– Método de la tasación. Puede realizarse por comparación con otros inmuebles parecidos, así como la tasación por costos y la capitalización de rentas.