Fondos de inversión garantizados, un refugio para tu dinero
Si estamos buscando donde invertir nuestro dinero, podemos hacerlo en una clase especial de fondos de inversión denominada fondos de inversión garantizados.

Estos fondos, como su nombre indica, nos aseguran la rentabilidad de nuestro dinero durante un plazo variable entre uno y diez años, durante el cual la entidad gestora de los fondos nos garantiza a través de un tercero (generalmente el banco) un rendimiento mínimo de nuestros ahorros. Por ello, es un producto idóneo para los ahorradores que no quieren asumir riesgos. El beneficio que obtendremos por nuestro dinero lo conocemos con antelación y tiene grandes beneficios fiscales, ya que, al considerarse su rentabilidad com oun incremento de patrimonio, pasados quince años el beneficio que obtengamos queda exento de tributar.

Eestos fondos son una inversión a medio y largo plazo, ya que si queremos retirar la inversión anticiapadamente, tendremos que pagar una comisión de cancelación, normalmente bastante alta.

Los fondos garantizados más interesantes son aquellos cuyo plazo no supera los cinco años, porque los intereses que nos ofrecen se basan en función de las perspectivas económicas, con lo cual, cuanto menor sea el plazo, mayores serán los intereses que nos ofrezcan porque se puede preveer cómo se comportarán los tipos de interés. Si cuando termina el plazo, el fondo no ha alcanzado la rentabilidad que nos prometieron, la entidad financiera está obligada a pagarnos la diferencia, con lo cual nosotros no sufrimos la pérdida.

Existen cinco modalidades dentro de estos fondos garantizados: Los fondos de renta fina, los fondos de renta variable, los fondos mixtos, los findos de dinero y los fondos de divisas.

En los fondos de dinero y de renta fija garantizada, la rentabilidad se fija en el momento e su contratación. En el caso de los de renta variable, la rentabilidad se da como porcentaje de un conjunto de índices bursátiles.