Funciones del Banco Central Europeo
Desde que pertenecemos a la Unión Europea, las decisiones sobre política monetaria ya no las toma el Banco de España, sino que es el Banco Central Europeo (BCE) quien diseña la estrategia monetaria a seguir por los países que forman parte de la UE. Aunque ésta es una de sus funciones principales, el BCE, tiene otra serie de competencias que también nos atañen como ciudadanos de la UE.

– Política monetaria: El BCE determina la política monetaria de la zona euro para mantener la estabilidad de precios en la eurozona.

– Emitir los billetes de curso legal: No es el BCE quien propiamente lo hace, sino quien autoriza a los Bancos centrales de cada país a hacerlo, en nuestro caso, al Banco de España. También es quien autoriza a retirar las monedas o billetes deteriorados.

– Controlar la inflación: La inflación es la responsable de que el BCE introduzca variaciones en el precio del dinero, que tienen un reflejo directo en el Euribor que a su vez influye en los tipos de interés de nuestras hipotecas.

– Realiza las operaciones del cambio de divisas del Eurosistema.

– Gestionar las reservas exteriores oficiales que los estados de la zona euro han puesto en común a través del BCE. También presta dinero a la banca privada al tipo de interés que venga determinado por su política monetaria, al tiempo que controla e interviene en el mercado interbancario.

– Supervisar el cumplimiento de la normativa específica por parte de las entidades de crédito y los mercados financieros.

– Dictar normas para el ejercicio de sus funciones. Es lo que se conoce como “circulares monetarias”, que son las normas referidas a la política monetaria y que aparecerán publicadas en el Boletín Oficial del Estado. Si no se refieren a política monetaria se denominan sólo “circulares” y también aparecen publicadas en el BOE.