Garantías básicas de las pólizas de asistencia familiar
Las pólizas de asistencia familiar son seguros muy completos. Además de las garantías básicas, también pueden cubrir otras garantías opcionales muy interesantes. Sin embargo, hoy os vamos a hablar de las básicas. Antes que nada, decir que el precio de la póliza puede variar hasta en 100 euros anuales por persona dependiendo de la localidad española en la que se viva.

El seguro de decesos y el de asistencia en viaje son servicios fijos. En función del tramo de edad del asegurado el precio es uno u otro. La distinción se basa en niños, adultos y mayores de 65 años. El seguro de decesos es el que supone el mayor gasto anual. Su objetivo es el de hacerse cargo con todos los gastos del servicio fúnebre; traslado internacional y nacional en caso de fallecimiento, guardería desde el día de la muerte de un asegurado, etc. En algunas ocasiones también se tiene derecho a asistencia psicológica, aunque se tienen que dar determinados supuestos y hay que pagar una cantidad más elevada.

Un tema más agradable aunque no menos engorroso que también queda cubierto es el de la asistencia en viajes. En caso de accidente, grave o leve, los gastos médicos de urgencia quedan totalmente cubiertos aunque suceda en el extranjero, pues existe un depósito de fianza por hospitalización fuera de España que se sitúa entre los 10.000 y los 20.000 euros. En lo que al viaje se refiere, el seguro soluciona problemas como el de la localización de equipajes, el envío de documentos y objetos personales olvidados, el reembolso por gastos de demora o por la anulación del trayecto.