Invertir en bolsa a través de Internet
Cuando pensamos en la bolsa nos vienen a la cabeza imágenes de cientos de broker voceando y gesticulando con vehemencia mientras dan las órdenes de compra y venta. Esta inmediatez de operaciones hace que a mucha gente le resulte temible invertir en bolsa por el riesgo que conlleva mientras que a otras personas les resulte apasionante. La mayoría lo hace a través de su banco, quien gestiona sus fondos de renta variable, pero otros prefieren hacerlo ellos mismos desde su domicilio con la comodidad que proporciona poder hacerlo por Internet.

Sin embargo ello no significa que sean ellos mismos quienes realizan las operaciones directamente, ya que para invertir en bolsa es necesario hacerlo a través de un broker, y para invertir en bolsa por Internet hace falta un broker on-line. Este papel lo suelen realizar las entidades financieras, ofreciendo la posibilidad de comprar y vender acciones “en tiempo real” sin tener que esperar a que el banco opere con ellas. Por otra parte, estos brokers on-line también nos ofrecen toda la información necesaria para rentabilizar la máximo nuestras acciones, como estadísticas de los valores, valores recomendados, evolución de la bolsa en tiempo real… lo que nos permitirá gestionar nuestras inversiones de forma profesional.

Si decidimos invertir por Internet podemos hacerlo en bolsa y en productos derivados, en futuros y en lo que se conoce como “warrants“, y comprar y vender acciones. Una de las principales ventajas que tiene operar en bolsa por la red es que nos ahorramos comisiones que nos cobraría el banco o caja por gestionar nuestros fondos de inversión, ya que sólo nos cobrarán una comisión de intermediación que puede variar entre el 0,15% y el 0,35% si operamos con valores españoles. Si operamos con valores extranjeros la comisión será en torno a un 0,50%.