Invertir en fondos “buitre”
Con la crisis son muchas las empresas que están teniendo que cerrar, de eso se alimentan los fondos “buitre” (vulture funds) son sociedades que buscan oportunidades de inversión en empresas que tienen problemas económicos o directamente que se encuentran en fallida. Su objetivo es adquirirlas a precios bajos dada su complicada situación, para después intentar reflotar el negocio. Buscan aprovecharse de las crisis empresariales para hacer negocio con inversiones realmente pequeñas. Sin embargo, el riesgo que se asume con estas inversiones es muy alto, ya que en muy pocas ocasiones se consiguen levantar.

Estos fondos llevan como nombre buitre, puesto que es una ave rapaz que se alimenta de animales muertos, por lo que en el ámbito empresarial actúan cuando una compañía está a punto de echar el cierre. Su objetivo es negociar con sus responsables para adquirirla a un precio muy bajo. Después, intentarán llevar a cabo todas las medidas necesarias para que el negocio remonte. Los gestores de estos fondos son especialistas en reestructuraciones de empresas y lo primero que hacen es iniciar medidas de recortes de gasto, especialmente en personal y salarios.

Si la reestructuración tiene éxito, la compra puede generar mucho dinero en apenas dos o tres años, por lo que la rentabilidad de la inversión será muy elevada. En cualquier caso, las inversiones mínimas que se requieren para operar ascienden a varios millones de euros. Estos fondos se consideran oportunistas y se invierten a corto o medio plazo. Si pasado un tiempo prudencial no se ha conseguido remontar el negocio, se da por perdida la inversión y se buscan nuevos objetivos. Es una fórmula sólo apta para expertos e inversores de perfil agresivo.

Para poner en marcha un fondo “buitre” hace falta tener un amplio conocimiento de los mercados financieros y del mundo empresarial. Tiene características similares a las sociedades de capital riesgo, que intenta captar oportunidades en negocios en expansión. Son fondos especializados en empresas en crisis, que intentan que con la ayuda del capital de riesgo, la empresa aumente su valor y se consiga generar un beneficio.