Invertir en letras del tesoro
Las Letras del Tesoro son títulos de Deuda Pública emitidos por el Estado para su financiación. Cuando el Estado necesita liquidez, emite estos títulos que son comprados por los inversores y ese dinero va a parar a las arcas del estado. En tiempos de bonanza económica y de tendencia alcista en las bolsas no suelen ser un producto atractivo para los inversores, ya que obtienen una rentabilidad mucho menor que en las inversiones de renta variable, pero en épocas de crisis, cuando las bolsas están sometidas a grandes vaivenes, es una inversión interesante debido a la estabilidad de la inversión.

Otra de las ventajas que presentan es que no están sometidas a la retención exigida por la ley, como las inversiones de renta fija que ofrecen las entidades financieras.

Por otro lado, las letras se pueden vender en cualquier momento, sin que haya que experar a que termine el plazo de vencimiento de la misma. Si, por ejemplo, las hemos contratado a doce meses pero necesitamos liquidez a los seis meses de realizar la inversión, podemos venderlas, aunque tenemos que estar atentos a las comisiones que nos cobran por venta anticipada de los títulos.

El valor mínimo de la Letra será de 1000€ y, en el momento de la compra, el inversor paga menos de lo que va a recibir cuando las venda. Las Letras se pueden adquirir en cualquier sucursal del Banco de España o a través de otras entidades financieras, aunque en este último caso nos van a cobrar una comisión por la operación de compra.

Aunque su rentabilidad no es mucha, es mayor de la habitual en las cuentas corrientes en las que solemos tener nuestros ahorros, por lo que si queremos ganar un dinero extra, podemos invertir en ella dinero que en este momento no nos sea necesario.