Los mejores consejos para ahorrar en tus vacaciones
El verano está a pocos meses vista y todos ya comenzamos a planear dónde iremos de vacaciones. Y con ello también sacamos la calculadora para hacer números, pues viajar con un presupuesto fijo es fundamental para no pasarse de la raya y volver a casa con los bolsillos desmantelados. En definitiva, la preparación antes de salir de viaje es la clave para que nuestras finanzas no se resientan.

La mayoría de las personas que no se van vacaciones se defienden argumentando lo miso de siempre: viajar es caro. Sin embargo, no es lo mismo dejarlo todo en manos de una agencia y contratar un paquete de lujo todo incluido que preocuparse uno mismo de buscar los vuelos, los hoteles, las mejores rutas y hacerlo todo por nuestra cuenta.

De nuevo, lo fundamental es saber cuánto nos podemos gastar y a partir de esa cantidad, iremos restando el coste del alojamiento, los transportes, las dietas, las entradas a sitios de interés, etc. Organizar un viaje exige tiempo y dedicación, pero al final tu bolsillo te lo agradecerá y te sentirás más satisfecho.

Los mejores consejos para ahorrar en tus vacaciones
Una de las mejores formas de ahorrar es con los billetes de avión. Si tus fechas son flexibles, evita volar cuando lo hace todo el mundo: fines de semana y principios, mediados y finales de mes. Si sabes cuándo serán tus vacaciones, busca, compara y compra tres o cuatro meses antes. Tampoco descartes contratar alguna de las agencias de viajes en autobús para viajar por carretera, pues dependiendo de los destinos suele ser mucho más barato que por aire.

El alojamiento suele ser otra de las grandes partidas de gasto cuando nos vamos de vacaciones. Dormir en un hotel céntrico siempre será más caro que uno en la periferia, pero puede que compense si la mayoría de los sitios interesantes se localizan cerca del mismo. Sin embargo, si nos planteamos muchas excursiones fuera de la ciudad, quizá de un poco igual que nuestro hotel esté más apartado del centro. Si quieres ahorrarte todavía más opta por un hostel donde suelen pasar la noche mochileros que viajan con poco dinero, cada vez están más bien equipados y cómodos igual que un hotel.

En el tema de comida, cuando se reserva la estancia en un hotel, las ofertas de desayuno incluido no hay que descartarlas a la primera. No son pocos los establecimientos que incluyen un desayuno simple pero realmente económico. Muchos hoteles y hostales también ponen a disposición de sus huéspedes la cocina para que puedan comprar en el supermercado y cocinen su comida sin tener que gastar una fortuna en restaurantes.

En definitiva, viajar es una de las mejores formas de crecer, aprender y hacer nuevas amistades. Siempre puedes encontrar ofertas y promociones para pegarte unas vacaciones de ensueño, lo único que se requiere es tiempo, dedicación y comparar mucho antes de contratar nada.