Máquinas expendedoras de oro
Que el oro es una inversión en alza es algo que hoy ya nadie duda. La inestabilidad de la bolsa hace que los inversores busquen valores estables en los que poder invertir su dinero con tranquilidad y sin estar sometidos a las grandes fluctuaciones del mercado y una de esas inversiones es el mercado de los metales preciosos, entre los que destaca el oro.

Tanto es así que hace unos meses apareció en Abu Dabi una máquina expendedora de oro, similar a aquellas que nos proporcionan cigarrillos o bebidas. La iniciativa tuvo tanto éxito que rápidamente llegó a Europa.

Siguiendo esta tendencia, el hotel Palace de Madrid posee desde hoy una máquina que vende monedas y lingotes de oro. Estos últimos pueden tener un peso de 1, 5 o 10 gramos y su precio oscila entre los 40 y los 1040 euros. La llegada de esta máquina se ha debido a la iniciativa de la compañía alemana TG Gold-Super-Markt, que ha elegido tanto el Hotel Palace como el aeropuerto italiano de Bérgamo como los primeros lugares donde instalar las máquinas expendedoras de dicho metal en Europa. Estas máquinas son realmente sofisticadas, existiendo incluso la posibilidad de recibir los lingotes y monedas envueltos para regalo.

Tanto los lingotes como las monedas son de oro de 24 quilates y existe garantía de devolución si el producto no estuviera en buen estado. Dado que la cotización del oro es un valor variable, también lo es el precio al que se puede encontrar dicho metal en estas máquinas, que se actualiza cada diez minutos siguiendo dichas variaciones.

Esta iniciativa de la compañía seguramente tendrá un gran impacto en un mercado que, ya de por sí, está en alza y que, según los expertos mantendrá su valor en el futuro, independientemente de las crisis y variaciones que se produzcan en el sistema financiero.