Mucho cuidado con los chiringuitos financieros
¿Quieres doblar tu dinero en cuestión de minutos? ¿Quieres hacerte rico invirtiendo en bolsa? Son algunos de los reclamos publicados en algunos medios, y se les conocen como chirin­guitos financieros, empresas que ofrecen servicios de inversión sin estar autoriza­das por el supervisor de los mercados. La mayoría son estafadores que utilizan estrategias de todo tipo para sacar el dinero a incautos, con mensa­jes que apelan a las emociones, a la avari­cia, a certezas y garantías que no existen.

La CNMV ha lanzado hoy un decálogo para evitar caer en las redes de los chiringuitos financieros.

1. Verifique que la entidad está autorizada y que la empresa no ha sido objeto de advertencia por parte de la CNMV ni de otros supervisores. En caso de duda, consúltenos.

2. Recuerde que los chiringuitos son peligrosos e intentan engañarle. Si sospecha, pregunte. Adopte una actitud activa. Haga preguntas sobre las características del servicio y de la inversión que se le estén proponiendo. Obtenga información por escrito.

3. Desconfíe ante las siguientes señales de alarma y técnicas frecuentes:
– Llamadas o correos inesperados.
– Urgencia de la inversión.
– Afinidad personal.
– Bonificaciones de entrada.
– Esquemas piramidales en los que le pidan que también capte clientes.
– Presión psicológica tendente a que adopte una decisión inmediata.
– Mención o utilización del logo de la CNMV. Recuerde que la CNMV nunca le invitaría a realizar una inversión.

4. Ojo al fraude a través de internet y redes sociales. No se deje engañar por la sofisticación de algunas páginas web. Manténgase alerta ante ofertas no solicitadas a través de sus perfiles de redes sociales. No se deje engañar por la afinidad de sus “seguidores” sociales.

5. Desconfíe de altas rentabilidades sin riesgo. Desconfíe de productos complejos. No invierta en lo que no comprenda.

6. Preste atención a comisiones y gastos.

7. Asegúrese de que los productos que le ofrecen existen y contraste la información que le aportan sobre la cotización de los valores que quieren vender.

8. Todos estamos expuestos a ser objeto de fraude. Desconfíe si no le solicitan información: los intermediarios financieros autorizados que le ofrezcan un producto deben evaluar su conveniencia (experiencia y conocimientos) y/o idoneidad (experiencia y conocimientos, situación financiera y objetivos de inversión) a través de un perfil o cuestionario.

9. Si no logra que le devuelvan su dinero, no continúe realizando aportaciones.

10. Ponga en conocimiento de la CNMV cualquier incidente sospechoso de fraude y denuncie lo ocurrido en la Policía o el Juzgado correspondiente.