Nuevas deducciones en el IRPF para el acceso a Internet y la TDT
Será a partir de mañana cuando podamos deducirnos en nuestra declaración de IRPF las obras que hemos realizado para la instalación de infraestructuras de telecomunicaciones que realicemos hasta el año 2012 en nuestra vivienda habitual para tener acceso a tanto a intertnet como a televisión digital terrestre en nuestra vivienda. Eso sí, la deducción se aplicará en la declaración de la Renta del año que viene, pero, teniéndola en cuenta, es un buen momento para renovar nuestras infraestructuras.

La cantidad de podremos deducirnos será el 10% del total de los gastos originados por este concepto con un límite de 4.000 euros por año.

En cuanto a telefonía e Internet podremos deducirnos la cuota de alta de línea de líneas telefónicas, instalaciones que haya que realizar para tener acceso a internet y el importe de la compra de los elementos necesario para garantizar este acceso, como router o modem, equipos informáticos para uso doméstico y otros accesorios. Lo que no nos vamos a poder deducir son las cuotas mensuales de los proveedores de Internet, ya sean ADSL o analógicos.

Con respecto a la televisión digital, nos podremos deducir las obras necesarias para implantar la TDT en nuestro domicilio, así como el coste de la mano de obra para instalar sintonizar y configurar los equipos para recibir la TDT. También nos podemos deducir el coste de los aparatos decodificadores y las antenas.

Para poder acogernos a estas deducciones, debemos cumplir una serie de requisitos:

– Obtener y conservar la factura oficial de todos los gastos que hayamos realizado.

– El gasto debe realizarse a partir de mañana.

– El pago de las obras o elementos instalados no puede haerse hecho en efectivo, sino que es necesario, para que sea deducible, hacerlo mediante ingreso en cuenta corriente, por transferencia, cheque o tarjeta de crédito.