Pedir un crédito si estamos en RAI o ASNEF
Pedir un crédito para liquidar otros pagos no es una buena solución, pero a veces es la única. Si, a causa de una la imposibilidad de hacer frente a una deuda, nos han incluido en un registro de morosos como el RAI o el ASNEF, en principio parece imposible lograr un préstamo con el que salir adelante. Sin embargo, existen opciones tanto bancarias como no bancarias para conseguirlo.

Soluciones bancarias: Si tenemos un inmueble en propiedad, podremos acudir a las entidades que se dedican a la reunificación de deudas a obtener un nuevo préstamo hipotecario o una segunda hipoteca. Sin embargo, ésto no es tan sencillo como parece a primera vista, ya que las entidades que se dedican a este tipo de operaciones han endurecido sus requisitos para conceder los préstamos, y sólo nos lo concederan si lo queremos para salir de las deudas. Si lo que queremos obtener es un préstamo personal, estando en un listado de morosos es prácticamente imposible obtenerlo.

Si tenemos deudas empresariales, lo más recomendable es acudir al ICO (Instituto de Crédito Oficial) y a la Sociedad de Garantía Recíproca de la ciudad donde resida el empresario para que estudien la posibilidad de avalar la operación.

Soluciones no bancarias: Si no acudimos al banco, sino a capital privado, es muy importante que nos asesore un profesional independiente en el que confiemos, ya que es una operación con un alto riesgo, ya que si solicitamos capital privado y no pagamos el préstamo, perderemos la casa. Esta opción quizá es la que tenemos si nuestra vivienda está a punto de ser subastada y necesitamos un tiempo adicional para lograr venderla. En cualquier caso no debemos olvidar que la financiación se hace con tipos de interés superiores al 20% y que el periodo de devolución no suele superar el año. Por eso conviene muy bien pensárselo dos veces antes de acudir a la financiación privada.