Peluquerías con tarifa plana
En un momento en que tenemos que hacer milagros con la nómina para llegar a fin de mes, todos los gastos que no sean necesarios parecen superfluos. Incluso cosas tan cotidianas como ir a la peluquería se ha convertido para muchas mujeres en un lujo. Y no digamos si se trata de centros de estética. Los masajes y las sesiones para eliminar la celulitis quedan automáticamente borrados de nuestra lista de proyectos. Y, por supuesto, esto ha repercutido en los negocios de peluquería y estética.

Para paliar este efecto, muchas peluquerías y centros de estética se están acogiendo a la modalidad de tarifa plana, es decir, que por un precio prefijado, los clientes pueden disfrutar durante todo el mes de los servicios de dichos establecimientos. Hay distintas tarifas planas, que varían entre los 35 y los 100 euros mensuales, dependiendo de los tratamientos que incluyan, los días a la semana que puedan hacer uso de ellos y el horario en que pueden realizarlos. Esto tiene la ventaja de que las clientas pueden continuar con sus tratamientos de belleza o disfrutar de varios cambios de look sabiendo por adelantado cual va a ser su gasto a final de mes, y, como dicen las empresas de telefonía, “sin sorpresas en la factura”. De este modo la empresa consigue tanto aumentar el número de clientes que pasan por su establecimiento como fidelizar a los que ya hacían uso de sus instalaciones.

Para las jóvenes, que suelen utilizar más los servicios de peluquería, normalmente las empresas tienen descuentos especiales para ellas, que varían entre un 20 y un 50 por ciento.

Otra de las modalidades que utilizan como reclamo estos centros es hacer un descuento especial un día determinado de la semana, ayudándonos a estar guapas sin que nuestro bolsillo se resienta.